El león de las hormigas

Es medio día, el sol está en el cenit y bajo la mezquitera impera el silencio y la tranquilidad con que el aire caliente circula entre los arbustos y acaricia sus hojas. Muy a ras del suelo y entre algunos nopales, las hormigas presurosas recolectan víveres para las crías que impacientes esperan en casa. Un poco más allá, entre la arena suelta del terreno, otro insecto está a la espera de su regreso. Ha cavado perfectos embudos en diferentes partes del suelo y abajo, en el fondo de ese pequeño precipicio, un par de mandíbulas dentadas es lo único que parece quedar al descubierto.

Le conocen como un depredador de hormigas ya que sus presas probablemente solo lo verán una vez y nada más. Ha desarrollado una estrategia casi única para capturar a los insectos que con un paso en falso se irán al fondo de una trampa que dificultará su escape. Las mandíbulas del fondo se convertirán en una maquinaria de asedio que lanzará granos de arena para dificultar la salida de la desafortunada presa, la cual, en cada intento de escape terminará yéndose al fondo hasta que las mandíbulas la atrapen y la lleven bajo la tierra para no salir jamás.

La parte más interesante de esta trágica historia es que este depredador no será fácil de abatir por el hambre o las condiciones ambientales que le provean de recursos. Podrá pasar hasta tres meses sin alimento y de dos a tres años como una larva, que después de pasar por tres tamaños diferentes, se convertirá en una pupa redonda y suave, apenas recubierta de la misma arena que le sirvió de material de emboscada. El adulto, un bello insecto alado con antenas un poco más largas a su cabeza y muy parecido a una libélula, vivirá unas cuantas semanas, inofensivo, solo para encontrar una pareja sexual con la que perpetuará la historia de vida de los mirmeleóntidos. Ese peculiar y casi enigmático grupo de neurópteros que existen en casi todos los ambientes del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s